¿Estoy listo para jubilarme?

El siguiente texto forma parte de una selección de temas relevantes sobre la jubilación que Enrique Marín, nuestro Director General, ha desarrollado con base en su experiencia directa con nuestros clientes y sus preocupaciones reales con respecto a este tema.

Si hay algún otro tema de interés relacionado con la jubilación sobre el cual te gustaría tener más información, te invitamos a dejarnos un comentario con tu sugerencia.

Normalmente, la respuesta a esta pregunta se asocia netamente a conceptos financieros, ya que en general las referencias culturales y sociales llevan a las personas a pensar que el momento ideal para su jubilación se podrá definir solo al contar con los recursos financieros necesarios para sustentarse durante esta etapa. Sin embargo, este tipo de pensamiento no siempre es ideal, ya que el éxito en la jubilación no dependerá únicamente de un estado financiero saludable, sino que también requiere de una preparación conjunta e integral de diferentes aspectos, incluyendo el financiero.

En las sesiones con nuestros clientes con mucha frecuencia encontramos, sobre todo al inicio del proceso, que la principal preocupación se encuentra en el tema financiero, pero al profundizar en ello, se vuelve evidente que no existe un fundamento sólido pues no se ha realizado un análisis a profundidad de las necesidades que tendrán en su etapa de jubilación. Este análisis se puede realizar reflexionando sobre ciertas preguntas como: ¿cuánto recibiré de pensiones y beneficios?, ¿cuánto necesitaré para cubrir mis gastos en la jubilación?, ¿a cuánto ascenderá mi patrimonio y cómo lo puedo administrar?, sólo por citar algunos ejemplos.

Cuando les apoyamos a desarrollar dichos análisis, encontramos muchas y muy diferentes conclusiones, recordemos que las necesidades de jubilación serán muy diferentes para cada individuo, como las siguientes:

Situación de Déficit

No tendrá lo suficiente para cubrir todos sus gastos pero sí un buen avance, por ejemplo el patrimonio suficiente para cubrir 80% de sus gastos en la jubilación. Entonces, la decisión que se debe tomar podría caer entre las siguientes opciones:

  • Posponer la decisión hasta acumular lo que falta para completar el 100%
  • Disminuir gastos para ajustarlos al patrimonio disponible
  • Jubilarse y seguir trabajando sin la misma presión para alcanzar el 20% restante
  • etc.

Situación de superávit

Tendrá el patrimonio suficiente para cubrir el 110% de sus gastos en la jubilación. Entonces, dada la tranquilidad que esto genera, la decisión podría estar entre las siguientes opciones:

  • Planear ya la fecha de jubilación
  • Seguir trabajando igual y acumular más riqueza
  • Jubilarse y dirigir la energía para completar otros aspectos de su vida
  • etc.

La descripción de las situaciones anteriores genera preguntas y respuestas que cada individuo deberá de resolver en línea con sus preferencias e intereses personales, que siempre están íntimamente ligados a circunstancias familiares y sociales.

Al llegar a este punto, es común observar que la decisión de jubilación no necesariamente es financiera, sino que hay otros aspectos de índole personal, familiar, y social que no se perciben de fácil solución y actúan como barreras, por lo que muchas veces el momento de jubilación se pospone por tiempo indefinido y se decide utilizar tiempo valioso del futuro para seguir acumulando riqueza financiera en lugar de poner como opción disfrutar lo logrado y perseguir el logro de otros objetivos y preferencias personales.

Vale la pena subrayar a manera de recomendación general para los ejecutivos y dueños de empresa, por experiencia propia, que es mejor que la decisión del momento de jubilación sea personal y no de la empresa, la planeación y preparación serán muy diferentes en cada escenario.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp