Proceso ideal para la jubilación

El siguiente texto forma parte de una selección de temas relevantes sobre la jubilación que Enrique Marín, nuestro Director General, ha desarrollado con base en su experiencia directa con nuestros clientes y sus preocupaciones reales con respecto a este tema.

Si hay algún otro tema de interés relacionado con la jubilación sobre el cual te gustaría tener más información, te invitamos a dejarnos un comentario con tu sugerencia.

Cuando se habla de temas como la jubilación, el ahorro, los seguros, la prevención o alguno otro intangible similar, aparecen ciertas resistencias culturales que no nos permiten abrirnos totalmente porque pensamos que “nunca nos va a pasar”, “que está muy lejos y que falta mucho”, “para qué empezar desde ahora si estoy muy joven”, etc. Para facilitar el desarrollo del tema lo voy a comparar con conceptos que también son intangibles, pero en los que sí aceptamos prepararnos sin mayor resistencia, por ejemplo el evento del matrimonio, el evento del nacimiento del primer hijo, el ahorro para la beca educacional de los hijos, el cambio de la prepa a la universidad, el festejo de cumpleaños o aniversario especial, las vacaciones, etc.

Todos los eventos anteriores son sujetos de una preparación, de una ejecución y de un resultado, vivencia, experiencia, y eventualmente de algún seguimiento o monitoreo. Normalmente ponemos mucho tiempo, esfuerzo y dedicación para que salgan lo mejor posible en buena medida porque representan nuestra imagen y queremos que sean una súper experiencia. Es decir, no nos podemos quedar atrás porque son nuestras vivencias y deben estar y quedar muy bien.

Con relación al proceso de preparación y planeación de la jubilación, cabe preguntarnos ¿por qué hacerlo?, ¿qué vamos a ganar?, ¿cómo quisiera que fuera?, ¿cómo nos visualizamos en esa etapa?, ¿qué deberíamos incluir idealmente? Asumiendo primero que tenemos la fortuna de llegar a la edad para hacerlo, hablaré de los puntos que por lo general veo como los de mayor énfasis y preocupación entre mis clientes.

Es necesario considerar los dos grandes rubros: el plan financiero que dará tranquilidad para mantener nuestro nivel de vida porque con lo que tenemos más lo que hagamos “nos va a alcanzar”; el plan de vida que nos dará la guía para descubrir los nuevos horizontes y disfrutar con plenitud esa nueva fase porque tendremos claro lo que queremos hacer. En mi perspectiva ninguno de los dos rubros es más importante que el otro, pero necesariamente se deben complementar, y son muy personales y únicos, no hay dos jubilados iguales.

Plan financiero

En el plan financiero se requiere tener claridad de la cuantificación, el funcionamiento y manejo de aspectos como: la pensión del IMSS, la pensión de la empresa (cuando existe), el seguro de gastos médicos mayores (y su continuidad), los ahorros, las inversiones (normalmente no somos expertos). El resultado será tener una idea clara del valor de nuestro patrimonio, su suficiencia y una guía para su administración, con lo cual tendremos un plan de acción concreto al conocer en dónde estamos parados y qué tenemos que hacer.

Plan de vida

Con respecto al plan de vida, habrá que descubrir aspectos personales relacionados con los siguientes: la relación con nuestra familia, nuestra salud (física, mental, espiritual), nuestra apertura para cambiar y aceptar nuevas ideas, qué tan apegados estamos con nuestro trabajo y si lo queremos realmente “soltar”, cuáles son esas cosas de nuestro trabajo o actividad que no queremos perder como jubilados, qué tanto tomamos nuestras propias decisiones o qué tanto hemos permitido que alguien más las tome por nosotros (el trabajo, la familia o la sociedad), qué tanto realmente hemos profundizado en nosotros mismos para saber lo que queremos, entre otros aspectos.

Es necesario identificar qué aspectos personales requieren de una mayor atención y enfoque para mejorarlos, nadie puede cambiar o mejorar algo si no lo conoce. Al trabajar en estos temas pasaremos de tener momentos de incertidumbre y tensión, a tener momentos de duelo y aceptación, para llegar a momentos de sensación de libertad, disfrute, y eventualmente una idea clara de nuestro propósito de vida. Trabajar en esta parte nos dará como resultado un plan de acción concreto para tomar las riendas de nuestra vida y saber qué hacer con nuestra jubilación (diferente a qué hacer en la jubilación).

Con lo anterior tendremos un plan de preparación personalizado de lujo, pero como en todo proceso exitoso la clave será que lo ejecutemos y monitoreemos adecuadamente. El éxito depende de nosotros mismos y de nadie más, e implica regalarnos tiempo y retarnos a salir de nuestra zona de confort.

Sobre el momento de arranque del proceso, no hay una recomendación específica en cuanto a la edad o tiempo de anticipación, siempre dependerá de los intereses personales de cada quién; en general la respuesta es simple, mientras más pronto mejor. La perspectiva para alguien cercano al momento de jubilación (3 a 5 años o menos) es comenzar de inmediato.

En Retirement Advising tenemos la experiencia, casos de éxito, y  las herramientas necesarias para apoyar a nuestros clientes a preparar, ejecutar y monitorear sus planes financieros y de vida para alcanzar con éxito sus objetivos personales.

8 thoughts on “Proceso ideal para la jubilación”

  1. Son muy ciertas estás observaciones, ya que hay muchas personas que son muy activas por su trabajo, que cuando lo dejan (o hacen que lo deje) se sienten improductivos, y es cuando se dejan caer, afectando su salud y en ocasiones ni los frutos de su trabajo los disfrutan.

  2. Jorge Erick Griss Herrera

    Tal como lo mencionas al inicio de este texto, tenemos una resistencia cultural a revisar y atender estos temas tan importantes. Sin embargo, con este enfoque de comparación que planteas y con el reto a desarrollar un plan de vida me parece que sensibilizas a las personas a hacer un alto y reflexionar en serio sobre el futuro de cada uno. Ya tengo curiosidad de conocer las herramientas que utilizas para darle vida a estos proyectos . Excelente Artículo. Felicidades !

    1. Retirement Advising

      Muchas gracias por tus comentarios Jorge, cuando gustes podemos revisar las herramientas a detalle.

  3. JUAN Antonio Andrade Guzman

    Enrique, Dos puntos críticos pero consideró que EL PLAN DE VIDA debe tener más atención y preparación anticipada a detalle .
    Gracias por compartir y nos sigues “ abriendo los ojos “ a los que estamos en este proceso buscando estabilidad financiera y un plan de vida con valor .
    JAAG

    1. Retirement Advising

      Muchas gracias por tus comentarios, Juan Antonio. Concuerdo contigo en la preparación con mayor anticipación en el plan de vida, de hecho para mí sería el más importante porque de ahí incluso podría resolverse el plan financiero.

  4. Abimelec Pliego

    Será quizá el temor a enfrentar esa etapa de la vida?
    O será quizá que nuestro presente económico “no sea” suficiente para empezar un plan de ahorro?
    O quizá sea un cierto temor al ahorro y a la posible defraudación por Instituciones Financieras de nuestros fondos de retiro?
    O mejor aún, seguimos creyendo que llegará el día de la bonanza económica, de la buena suerte que nos sacará adelante?
    O suponer que el negocio mejorara y mi retiro dependerá de este?
    Lo cierto es que cualquier otra alternativa diferente al Plan de Fondo de Retiro no tiene la certeza de un futuro económico bien planeado.

    Estoy interesado en conocer a fondo toda la información que me puedan ofrecerme en Retirement Advising.

    1. Retirement Advising

      Muchas gracias por tu comentario, te estaremos contactando para ver cómo te podemos apoyar. ¡Saludos!

Deja un comentario

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp